Strategic Comms & Digital Transformation

Post Thumbnail
14 Feb 2021
Author Image
Posted by María Gracia / Deloitte

Por qué está de moda, qué aplicaciones tiene y qué tecnologías hay disponibles. Compartimos un artículo de María Gracia para Deloitte.

La definición de Internet de las cosas, podría ser la agrupación e interconexión de dispositivos y objetos a través de una red (bien sea privada o Internet, la red de redes), dónde todos ellos podrían ser visibles e interactuar. Desde sensores y dispositivos mecánicos hasta objetos cotidianos como una heladera, el calzado o la ropa. Cualquier cosa que se pueda imaginar podría ser conectada a internet e interaccionar sin necesidad de la intervención humana, es decir, una interacción máquina a máquina, M2M (machine to machine). 


Internet ha evolucionado rápidamente y esto ha permitido que IoT sea ya una realidad y no sólo una visión de futuro. La fama de esta tecnología radica principalmente en todas las aplicaciones y posibilidades que nos proporciona tanto para mejorar la vida cotidiana de las personas y los entornos empresariales. Sus aplicaciones son casi infinitas y van desde una heladera conectada a internet, con un sistema de avisos de fecha de caducidad de alimentos, mediante una aplicación en el teléfono móvil, o por ejemplo, si cambia de temperatura del equipo por algún problema técnico, hasta un acuario que permite controlar todos los parámetros del agua a distancia o incluso los sistemas de alarmas de seguridad las casas que se conectan con las centrales. 


IoT es usado en plantas de producción dónde los dispositivos y sensores conectados a la red permiten analizar los datos y generar alarmas y mensajes que son enviados a los distintos usuarios para que tomen las acciones necesarias o incluso iniciar protocolos de actuación de forma automática, sin interacción humana, para corregir o tratar dichas alarmas. Esta tecnoolgía hoy aplica en rubros como el monitoreo de la ganadería y el agro e incluso en sistemas de monitoreo de tránsito en las ciudades.


Leer nota completa en www.deloitte.com

Quiero recibir Newsletters